Publicado el

Cómo elegir unas botas de montar a caballo

como elegir botas de montar a caballo

La mayoría de los atletas y trabajadores usan el calzado adecuado para sus trabajos. Y es que es muy importante usar el calzado adecuado a la hora de montar a caballo. Unas buenas botas de montar ayudan a proteger tus pies si por accidente el caballo te pisa y evita que el pie se deslice por el estribo en caso de caída. Las chanclas, los tacones altos, las sandalias, los zuecos, los zapatos de jardín tipo Crocs y las zapatillas de lona no tienen lugar en el establo. Incluso las botas de goma no brindan mucha protección, incluso si son útiles cuando el clima está húmedo. Al elegir cualquier tipo de equipo de equitación, incluido el calzado, siempre debe pensar en la «seguridad primero».

Características básicas de las botas de montar

Las botas hechas específicamente para montar a caballo tienen varios estilos diferentes. Independientemente del estilo que se elija, cualquier soporte de conducción debe tener una pequeña banda de rodadura y un talón de aproximadamente 2.5 cm a 1.6 cm de alto. Esto evitará que su tronco se deslice a través del estribo. Las botas con una banda de rodadura gruesa o pesada, como las botas de montaña o las botas de nieve, no son adecuadas para montar, aunque pueden ser adecuadas para trabajar en el establo. Estas botas tienden a ser anchas, con una gran punta cuadrada, lo que significa que pueden engancharse a los lados del estribo. También tienen mucho agarre, lo cual es excelente al caminar, pero hará que sea más difícil empujar el pie dentro y fuera del estribo.

Botas de montar estilo arranque occidental

Las botas de equitación occidentales tradicionalmente tienen un tacón ligeramente más alto que el inglés. Algunas botas de estilo occidental tienen suelas de crepé, que pueden no salirse del estribo. También puedes encontrar botas hasta la altura del tobillo. Esto puede ser más cómodo si quieres hacer un ciclo a la mitad. Pero todo le dará buena estabilidad y protección.

Muchas de las botas de montar menos costosas están hechas con la parte superior o inferior, o ambas están hechas de vinilo. Esto puede ser menos cómodo para sus pies y puede romperse más rápido que un buen par de botas de cuero, que pueden repararse. Es posible que no respiren como el cuero, pero son más fáciles de limpiar si se ensucian.

botas-para-montar-a-caballo
Botas para montar a caballo

Estilos de botas inglesas

Las botas inglesas vienen en varios estilos diferentes también. Botas de ropa tradicional; Las botas altas y negras que vemos en las viejas escenas de caza británicas siguen siendo comunes en la doma y en el caso de eventos y realmente encajan en casi cualquier disciplina inglesa. Algunos jinetes encuentran que un cómodo par de botas altas es una buena protección y apoyo para todos los días. Otros piensan que son demasiado calientes y engorrosas. Las botas de campo parecen botas de vestir, pero tienen cordones sobre el tobillo. Estos se usan en el anillo de exhibición de cazadores y son más cómodos si tienes un pie de tobillo alto. El cordón hace que sea un poco más fácil entrar y salir.

Ambos tipos de botas de montar altas pueden tener una cremallera en la parte posterior, por lo que son más fáciles de poner y quitar. Si encuentra un par perfecto de botas nuevas o usadas, pero son difíciles de poner, es posible tener cremalleras insertadas o reemplazadas si las usa.

Las botas Jodphur o paddock son estilos ingleses de botas de montar que simplemente suben por el tobillo. A menudo los usan los niños en el ring de exhibición, con pantalones de montar y pasillos de cuero, correas que van alrededor de la pierna justo debajo de la rodilla para evitar que los pantalones se atan. Muchos adultos los usan, con o sin la mitad para la conducción diaria. Un buen par será cómodo de usar alrededor del establo, aunque no es aconsejable usar botas de cuero para el moho. Las botas Jodhpur vienen en estilo pull, zip o lace. Algunas personas prefieren el estilo de cremallera porque se ponen y quitan rápidamente, pero los pies con arcos altos pueden sentirse apretados en el estilo de cremallera o colisión.

Tipos de calzado para correr

Las botas para zapatos para correr están disponibles para aquellos a quienes les gusta un look informal que sea cómodo y duradero, y que no necesite cuidar el cuero. Eran tan cómodos como las zapatillas de deporte, con un poco de apoyo adicional en la suela y el tobillo. En realidad, son lo perfecto si estás en un deporte como montar y andar que requiere que corras un poco. Muchos corredores de larga distancia los usan.

Materiales de las botas de montar

Todas las botas de montar vienen en diferentes materiales, desde lona de algodón y sintético hasta cuero. Naturalmente, las botas montar de cuero tienden a ser mucho más caras y requieren más cuidado. Cuanto mejor sea la calidad del cuero y mejor sea la construcción, más cómodo y costoso será el maletero. Pruebe con un par de botas de 500 €, en comparación con las botas de 100 €, y rápidamente sentirá la diferencia en comodidad y soporte. Un buen par de botas es una inversión, y con mucho cuidado, debería durar muchos años más que la versión más barata. No puede negar la sensación de botas de buena calidad, por lo que si las botas nuevas están fuera del alcance, peine las tiendas de consignación y los anuncios de búsqueda de botas usadas que pueda pagar.

Tanto las botas inglesas como las botas de estilo occidental vienen en materiales sintéticos. El principal problema con las botas de goma es que se calientan, retienen la humedad y pueden ser muy difíciles de quitar, como una ventosa para las piernas. Sin embargo, son geniales cuando el clima es húmedo, o si solo estás montando en algunos pequeños espectáculos y no quieres deshacerte del costo de las botas de cuero.

Muchos jinetes tienen dos o más pares de botas, dependiendo de cómo montan. Si planeas presentarte, probablemente necesites tener botas separadas en casa y en la competencia. Por supuesto, cada disciplina requiere un par de botas diferente, por lo que si planea mostrar inglés y western, probablemente necesitará ambos tipos de botas. Montar en invierno significa que puede necesitar un par de botas de montar forradas para mantener los pies calientes. También puede encontrar botas de polo o botas altas con un puño negro o marrón en la parte superior. Estos están bien, siempre y cuando sean seguros y cómodos.

Es posible que tenga algo en su armario que funcione bien, sin el costo de comprar botas hechas específicamente para montar. Mientras la banda de rodadura y el talón sean apropiados, no son demasiado grandes para el estribo, se ajustan bien y sostienen el pie, deberían estar bien. Las botas de vestir con cremallera en el interior de la pantorrilla no serán adecuadas. Siempre vea su atuendo de equitación con la vista puesta en la seguridad, que es mucho más importante que su apariencia.

Publicado el

Tipos de monturas para caballos

Una de las cosas más importantes a la hora de practicar nuestro deporte favorito, es escoger la montura para caballo más adecuada a la actividad que vamos a desarrollar. Algo que parece fácil a ojos de un inexperto, no lo es tanto puesto que existen muchos tipos de monturas para caballos diferentes.

Cada silla de montar es distinta y tiene unas características propias que hacen que unas sean más idóneas para, por ejemplo iniciarse u otras para doma, etc. En este artículo intentaremos ayudarte a elegir el tipo de montura para caballos más adecuado según lo que necesites explicando los distintos tipos de montura que existen. ¡Comenzamos!

Montura vaquera

Como en muchas ocasiones, el trabajo con el caballo en el campo ha modelado los elementos de monta. En este caso, la silla vaquera o montura vaquera se conformó para conseguir la mayor comodidad posible del jinete, una gran resistencia y durabilidad ya que su función es pasar el mayor tiempo posible en el campo soportando todo tipo de condiciones.

Montura vaquera española

En concreto si hablamos de la montura vaquera española, podemos decir que se caracteriza por adoptar algunos elementos fijos como el respaldo o el fuste delantero. Es una de las sillas de montar más utilizadas en nuestro país sobre todo porque permite una gran libertad de movimientos al caballo.

A la hora de escoger una, hay que tener en cuenta que es más interesante para nuestro caballo que la silla tenga el cuero del armazón natural, es decir sin ningún tipo de tratamiento químico, ya que le va a dar más flexibilidad y durabilidad.

Montura inglesa

Las sillas inglesas, se llaman también monturas mixtas o monturas de uso general precisamente porque son las que se pueden utilizar casi para cualquier cosa, ya que se adaptan muy bien a cualquier actividad hípica.

Sin duda es el tipo de montura para caballo más utilizado por todo el mundo, tanto por aquellos jinetes que ya son unos expertos en la equitación, como por aquellos que acaban de empezar en el mundo del caballo.

La historia de la montura inglesa se remonta al siglo XVIII cuando se utilizaba en las famosas cacerías del zorro que tan tradicionales han sido en Reino Unido. Su uso se extendió precisamente porque los jinetes querían utilizar sillas de montar lo más ligeras y versátiles posible, puesto que tenían que pasar por terrenos bastante exigentes. Para ellos la silla de montar tradicional, era muy pesada y quitaba ligereza y libertad al caballo.

Se caracteriza por su ligereza y practicidad. Cuenta con un asiento poco profundo y borrenes y faldones pequeños, sus estribos han de ser sencillos, estrechos y cortos porque sus bastes largos y la ausencia de bornes para colocar las piernas, hace que haya que llevarlas adelantadas apoyadas en los estribos.

Montura inglesa de tipo general

Seguramente es el tipo de silla de montar que más se utiliza en el mundo de la equitación y sobre todo el tipo más escogido por jinetes principiantes. Podemos decir que se trata de una silla que se sitúa entre la silla de doma y la silla de salto. Se recomienda para principiantes y jinetes de ocio por su comodidad y ligereza.

Montura inglesa de doma

En la doma lo que queremos es libertad de movimientos para el caballo, por eso la montura inglesa de doma es muy útil para conseguir ese objetivo. Cuenta con un asiento profundo y cómodo, faldones largos y rectos y una armadura flexible. Sus latiguillos son largos y una cincha corta hace que las hebillas no molesten al caballista. Sin duda un tipo de silla óptimo ya que garantiza el contacto y estabilidad del jinete al mismo tiempo que no coarta la libertad de movimientos del caballo.

Montura amazonas

En tiempos pasados, estaba mal visto que las mujeres montaran a caballo a horcajadas, su forma de montar era con las dos piernas colgando hacia el lado izquierdo, por eso se diseñó este tipo de silla de montar. Hemos de decir que la monta al estilo amazona requiere de mucha habilidad y de un caballo muy bien adiestrado para ello ya que las indicaciones realizadas con las piernas al caballo únicamente le vienen por un lado del jinete.

Por suerte, hoy en día las mujeres pueden montar a caballo en una posición similar a la de los hombres, mucho más cómoda y por eso es poco probable que veas una silla de este tipo. Como hemos comentado, su diseño está pensado para poder llevar las dos piernas hacia el lado izquierdo, carece de borren delantero y en su lugar hay un hueco (llamado escotadura) que sirve para colocar la rodilla derecha que deberá estar alineada con la cruz del caballo.

Montura portuguesa

La montura portuguesa lógicamente tiene su origen en Portugal y es la más utilizada en este país. Su origen se remonta a los inicios del siglo XVIII y ha sufrido una continua evolución para adaptarse a las necesidades de los jinetes portugueses.

Es una silla de montar grande donde el peso del jinete se reparte muy bien por lo que el contacto con el caballo es excelente. La característica más visible de las monturas portuguesas son sus grandes borrenes tanto en la parte delantera como en la trasera y faldones largos y cuadrados. El asiento es cómodo, grande y envuelve al jinete, lo que le da una comodidad extra. También se caracterizan por el colorido ya que se realizan con cueros de diferentes colores adornados además con hilos dorados, tachuelas, etc.

Los estribos de la montura portuguesa son grandes, permiten apoyar el pie completamente y están fabricados en madera cerrados por la parte delantera.

Silla australiana

Se trata de una silla de montar muy parecida a la silla occidental que veremos más adelante. Se destina fundamentalmente a caballos que desarrollan trabajo en el campo manejando ganado, una actividad que como todo el mundo sabe es muy desarrollada en Australia.

Se caracteriza por no disponer de cuerno en la parte delantera, un asiento profundo y teja alta. Se fabrican en tipo de cuero más pesado de lo habitual.

Montura occidental

Se trata de monturas diseñadas para caballos que se dedican al trabajo con ganado. Su peso suele ser mayor que el resto y es la clásica utilizada por los vaqueros. Su relleno es menor que en otros tipos de montura y se acompañan de una manta que proporciona más comodidad al caballo. Como la australiana, su cuerno delantero es su característica más destacada.