Publicado el

Tipos de monturas para caballos

Una de las cosas más importantes a la hora de practicar nuestro deporte favorito, es escoger la montura para caballo más adecuada a la actividad que vamos a desarrollar. Algo que parece fácil a ojos de un inexperto, no lo es tanto puesto que existen muchos tipos de monturas para caballos diferentes.

Cada silla de montar es distinta y tiene unas características propias que hacen que unas sean más idóneas para, por ejemplo iniciarse u otras para doma, etc. En este artículo intentaremos ayudarte a elegir el tipo de montura para caballos más adecuado según lo que necesites explicando los distintos tipos de montura que existen. ¡Comenzamos!

Montura vaquera

Como en muchas ocasiones, el trabajo con el caballo en el campo ha modelado los elementos de monta. En este caso, la silla vaquera o montura vaquera se conformó para conseguir la mayor comodidad posible del jinete, una gran resistencia y durabilidad ya que su función es pasar el mayor tiempo posible en el campo soportando todo tipo de condiciones.

Montura vaquera española

En concreto si hablamos de la montura vaquera española, podemos decir que se caracteriza por adoptar algunos elementos fijos como el respaldo o el fuste delantero. Es una de las sillas de montar más utilizadas en nuestro país sobre todo porque permite una gran libertad de movimientos al caballo.

A la hora de escoger una, hay que tener en cuenta que es más interesante para nuestro caballo que la silla tenga el cuero del armazón natural, es decir sin ningún tipo de tratamiento químico, ya que le va a dar más flexibilidad y durabilidad.

Montura inglesa

Las sillas inglesas, se llaman también monturas mixtas o monturas de uso general precisamente porque son las que se pueden utilizar casi para cualquier cosa, ya que se adaptan muy bien a cualquier actividad hípica.

Sin duda es el tipo de montura para caballo más utilizado por todo el mundo, tanto por aquellos jinetes que ya son unos expertos en la equitación, como por aquellos que acaban de empezar en el mundo del caballo.

La historia de la montura inglesa se remonta al siglo XVIII cuando se utilizaba en las famosas cacerías del zorro que tan tradicionales han sido en Reino Unido. Su uso se extendió precisamente porque los jinetes querían utilizar sillas de montar lo más ligeras y versátiles posible, puesto que tenían que pasar por terrenos bastante exigentes. Para ellos la silla de montar tradicional, era muy pesada y quitaba ligereza y libertad al caballo.

Se caracteriza por su ligereza y practicidad. Cuenta con un asiento poco profundo y borrenes y faldones pequeños, sus estribos han de ser sencillos, estrechos y cortos porque sus bastes largos y la ausencia de bornes para colocar las piernas, hace que haya que llevarlas adelantadas apoyadas en los estribos.

Montura inglesa de tipo general

Seguramente es el tipo de silla de montar que más se utiliza en el mundo de la equitación y sobre todo el tipo más escogido por jinetes principiantes. Podemos decir que se trata de una silla que se sitúa entre la silla de doma y la silla de salto. Se recomienda para principiantes y jinetes de ocio por su comodidad y ligereza.

Montura inglesa de doma

En la doma lo que queremos es libertad de movimientos para el caballo, por eso la montura inglesa de doma es muy útil para conseguir ese objetivo. Cuenta con un asiento profundo y cómodo, faldones largos y rectos y una armadura flexible. Sus latiguillos son largos y una cincha corta hace que las hebillas no molesten al caballista. Sin duda un tipo de silla óptimo ya que garantiza el contacto y estabilidad del jinete al mismo tiempo que no coarta la libertad de movimientos del caballo.

Montura amazonas

En tiempos pasados, estaba mal visto que las mujeres montaran a caballo a horcajadas, su forma de montar era con las dos piernas colgando hacia el lado izquierdo, por eso se diseñó este tipo de silla de montar. Hemos de decir que la monta al estilo amazona requiere de mucha habilidad y de un caballo muy bien adiestrado para ello ya que las indicaciones realizadas con las piernas al caballo únicamente le vienen por un lado del jinete.

Por suerte, hoy en día las mujeres pueden montar a caballo en una posición similar a la de los hombres, mucho más cómoda y por eso es poco probable que veas una silla de este tipo. Como hemos comentado, su diseño está pensado para poder llevar las dos piernas hacia el lado izquierdo, carece de borren delantero y en su lugar hay un hueco (llamado escotadura) que sirve para colocar la rodilla derecha que deberá estar alineada con la cruz del caballo.

Montura portuguesa

La montura portuguesa lógicamente tiene su origen en Portugal y es la más utilizada en este país. Su origen se remonta a los inicios del siglo XVIII y ha sufrido una continua evolución para adaptarse a las necesidades de los jinetes portugueses.

Es una silla de montar grande donde el peso del jinete se reparte muy bien por lo que el contacto con el caballo es excelente. La característica más visible de las monturas portuguesas son sus grandes borrenes tanto en la parte delantera como en la trasera y faldones largos y cuadrados. El asiento es cómodo, grande y envuelve al jinete, lo que le da una comodidad extra. También se caracterizan por el colorido ya que se realizan con cueros de diferentes colores adornados además con hilos dorados, tachuelas, etc.

Los estribos de la montura portuguesa son grandes, permiten apoyar el pie completamente y están fabricados en madera cerrados por la parte delantera.

Silla australiana

Se trata de una silla de montar muy parecida a la silla occidental que veremos más adelante. Se destina fundamentalmente a caballos que desarrollan trabajo en el campo manejando ganado, una actividad que como todo el mundo sabe es muy desarrollada en Australia.

Se caracteriza por no disponer de cuerno en la parte delantera, un asiento profundo y teja alta. Se fabrican en tipo de cuero más pesado de lo habitual.

Montura occidental

Se trata de monturas diseñadas para caballos que se dedican al trabajo con ganado. Su peso suele ser mayor que el resto y es la clásica utilizada por los vaqueros. Su relleno es menor que en otros tipos de montura y se acompañan de una manta que proporciona más comodidad al caballo. Como la australiana, su cuerno delantero es su característica más destacada.